Loading

Tips que necesitas para realizar Fotografía de Alimentos

Tips que necesitas para realizar Fotografía de Alimentos
Califique este artículo

Plataformas como Instagram o Pinterest se ha convertido en un gran escaparate gastronómico, dando un amplio exposure a los alimentos y restaurantes.

 

Lo que muchas personas no saben es que, tras aquellas fotografías profesionales, hay un meticuloso trabajo por parte del fotógrafo. Para lograr imágenes dignas de antojar, incluso a los paladares más exigentes, no solo es necesario contar con una bien cámara, sino hay una gran planificación, lo que ocasiona que el trabajo del fotógrafo sea el de un “estilista culinario”.

Por ello, te damos algunos tips que pueden ayudarte durante esta ardua labor.

 

Cuida cada detalle

Recuerda que en este caso, debes lograr que el público “coma por los ojos”, es decir, que al ver la fotografía deseen degustar el platillo a la primera oportunidad. Por esa razón, en algunos casos, la preparación que conlleva un platillo puede ser un elemento clave en la fotografía. Si el corte de carne que vas a fotografiar es a la parrilla, cerciórate que puedan verse las marcas del asador, esto hará que luzca más atractivo.  Cada platillo tiene elementos que lo diferencian, así que encuéntralo y destácalo.

 

La luz es vital

Sin duda, la iluminación es lo más importante en este tipo de sesiones; si quieres incluir un toque diferente en la imagen, ilumina desde los lados o desde atrás. Por otra parte, las sombras ayudarán a mejorar la textura de la comida. Si es posible pon el plato cerca de una ventana con buena luz lateral, ¡te encantará el resultado!

 

Regla básica: Menos es más

¿Cuál es el elemento protagonista de la foto? Si el platillo es un salmón con una increíble ensalada, es el salmón el que deberá destacar. Olvídate de los grandes complementos. Las porciones pequeñas de ensaladas o guarniciones nos concederán mejores imágenes.

 

 

Considera siempre el fondo

Como mencionamos en el punto anterior, la comida es el protagonista. En este caso, los objetos que entran en escena, como el mantel o el plato, no deben llamar la atención: mientras más simples, mejor. Mantén un fondo sencillo y utiliza platos de un solo color.

 

Diferentes perspectiva

¡Sé creativo! En fotografía de alimentos influye mucho la creatividad de cada toma. Muévete alrededor y busca diferentes ángulos. Eso sí, piensa rápido; recuerda que la comida está fresca un corto periodo de tiempo así que prepara los vasos, manteles, cubiertos y todo lo demás que necesitas para comenzar a tomar las fotos lo antes posibles.

 

¿Y el enfoque?

Cuando hablamos de enfocar una fotografía de un plato, debemos tener en cuenta que siempre debemos mantener el enfoque en el punto más cercano a la cámara para lograr nitidez en la parte frontal del plato, y desenfocar progresivamente la parte de atrás. De lo contrario podríamos obtener una imagen desenfocada en la parte frontal y trasera del plato, pero enfocada en el centro, lo que genera una gran confusión visual.

 

Define el resultado final

El encuadre cenital es uno de los peores encuadres  para este tipo de sesiones: se anula el volumen por lo que la imagen queda plana. Si disparas a nivel del plato obtendrás una imagen realista y se apreciará el volumen de cada uno de los ingredientes.

 

Nada bien cocido

Es mucho mejor tomar fotografías de comida cuando no ha sido bien cocida. ¿La razón? Algunos ingredientes, como los vegetales, pierden color cuando están bien cocinados. Lo mismo pasas con carnes y pescado. Así que los resultados son mejores si les falta cocción.

 

Es mejor al natural

Grandes contrastes o filtros de colores pueden ser un problema en este tipo de sesiones, en los que regularmente el contraste, la exposición y las correcciones de colores son mejor al natural, ya que harán que nuestra fotografía sea lo más realista posible.

 

Nuestro último consejo: busca inspiración en Pinterest o Instagram, o date una vuelta por tutoriales de YouTube, todo esto ayudará a tu creatividad en el momento de realizar tu sesión fotográfica.

 

¡Mucha suerte!